Botas camperas o cowboy: un estilo único a lo largo del s. XX (Portada)

Las botas camperas o cowboy: un estilo único a lo largo del s. XX

Las botas camperas, también conocidas como cowboy, son un modelo que ha recorrido un largo camino durante el siglo XX: desde el calzado de los vaqueros originales hasta su popularidad en el cine y conquista de las pasarelas.

¿Quieres saber más sobre estos diseños fascinantes y continuar nuestra serie sobre la historia de las botas? ¡Sigue leyendo!

De las botas camperas lisas a los diseños de Hollywood

Como te explicamos en el primer post sobre la historia de las botas, el calzado de los cowboys hasta el siglo XX era liso: fue a partir de 1903 cuando aparecieron bordados y punteados en la puntera. Además, se comenzó a popularizar introducir diseños de cuero cortado en la parte superior de la bota, generalmente estrellas.

Botas camperas o cowboy: un estilo único a lo largo del s. XX (Lisas)

Sin embargo, fue el cine que nacía entonces el que fijó la bota cowboy que conocemos en nuestro imaginario. Los vestuarios de las primeras películas del oeste, rodadas paradójicamente en la costa este, se basaron en las novelitas y tebeos populares, así como en espectáculos como el de Buffalo Bill.

En la pionera Asalto y robo de un tren (The Great Train Robbery, 1903) de Edwin S. Porter, los protagonistas llevan ropa extra-grande y botas sólidas de piel de cordero o cuero arrugado cubiertas por tachuelas de metal.

Cuando la industria se trasladó a Hollywood en torno a 1914, los productores comenzaron a contratar a auténticos vaqueros, que lucían su propia ropa. Sin embargo, como parecía algo apagada en cámara, decidieron empezar a llevar los pantalones por dentro de las botas para lucir los bordados.

Los diseños comenzaron a cobrar cada vez más importancia y grandes figuras como Salvatore Ferragamo se establecieron en Hollywood. Sus botas camperas llamaron la atención de productores como Cecil B. DeMille, que comentó que el oeste se habría conquistado antes si hubieran contado con ese calzado.

Botas camperas o cowboy: un estilo único a lo largo del s. XX (Cecil B. Demille)

El fin del oeste clásico y el auge de la bota campera

En los años veinte el viejo oeste moría, pero surgía un nuevo negocio con la Dude Ranchers Association fundada en 1926, que ofrecía vacaciones a los urbanitas en los ranchos de los vaqueros. Su éxito fue acompañado del que gozaba también el cine del oeste.

Botas camperas o cowboy: un estilo único a lo largo del s. XX (Hyer y Texas)

Al mismo tiempo, Hyer Boots desarrollaba en Kansas su negocio de botas de larga tradición. En los años treinta, sus diseños incluían incrustaciones en el cuero de cabezas de novillos, estrellas, iniciales y un sinfín de dibujos. Esto impactó en las películas, donde se crearon botas aún más decoradas.

El artista Gene Autry, conocido como The Singing Cowboy, también jugó un papel importante en la evolución de la bota campera. Su calzado contaba con punteras estrechas y una funda ornamental perforada, las piernas eran altas, coloridas, con motivos vacunos y florales. Además, sus botas incluían espuelas y hebilla plateadas.

Botas camperas o cowboy: un estilo único a lo largo del s. XX (Gene Autry)

Durante los años treinta y cuarenta, los fabricantes competían por superar a la competencia en colores, bordados y materiales exóticos. La moda de las botas camperas llamativas se extendió a mujeres, niños y hasta al propio presidente de EE.UU.

Harry S. Truman inició la tradición de encargar un par de botas cowboy a Tony Lama (El Paso, Texas) que recibieron el nombre de El Presidente. Dwight D. Eisenhower, Lyndon B. Johnson, Jimmy Carter o Donald Reagan también lucieron sus camperas con regularidad.

Botas camperas o cowboy: un estilo único a lo largo del s. XX (El Presidente)

Las botas camperas en Europa, revisión y su salto a las pasarelas

La bota campera llegó a Europa de la mano del sastre parisino Jacques Fath tras su visita a Texas en 1949. Al año siguiente, su interpretación del estilo cowboy se coló en su colección de costura y otras firmas lo imitaron, poniendo de moda estas botas y añadiendo materiales como cuero, ante o satén.

En los años sesenta, los hombres tejanos de negocios más conservadores volvieron al mito del vaquero, pero buscando botas más sobrias para combinar con sus trajes. Por ejemplo, desaparecen las incrustaciones y bordados, pero se introduce la piel de tiburón, avestruz, lagarto y serpiente. Al mismo tiempo, se reduce la altura de los tacones para conducir.

Botas camperas o cowboy: un estilo único a lo largo del s. XX (Marlon Brando)

Las botas de motorista de Marlon Brando en The Wild One (1953) también gozaron de gran éxito: altas, lisas, de suelas gruesas y adornadas solo por una tira con hebilla. Es una vuelta al origen que retomará Peter Fonda en Easy Rider (1969).

A pesar de ello, las botas camperas no volvieron con fuerza hasta 1975, cuando la fotógrafa de moda de origen tejano Julie Buie las incluye en sus sesiones. De allí, dio el salto a escenarios y pasarelas, con un gran impulso en 1982 al lucirlas Andy Warhol.

Botas camperas o cowboy: un estilo único a lo largo del s. XX (Bon Jovi)

La originalidad de los diseños de las botas cowboy de los años ochenta fue increíble: colores como el lavanda o el mostaza, foxing blanco, piezas ornamentales perforadas o incrustaciones de diamantes, ¡todo valía! El resultado: 17 millones de pares de botas camperas fabricadas en EE.UU. en 1982.

En los años noventa, grandes diseñadores hacen sus propias versiones: Jean Paul Gaultier, Paul Marciano o Ralph Lauren. Revistas como Vogue y Harper’s Bazaar las incluyen como grandes complementos de moda y hasta Elizabeth Taylor las luce en su última boda.

Botas camperas o cowboy: un estilo único a lo largo del s. XX (Cerdeña)

Las botas camperas poco se parecen a las que utilizaban los vaqueros originales para realizar su trabajo. Ahora, son un auténtico icono de la moda y tienen un estilo propio. Tanto, que en O.SUR nos encantan y por ello tenemos nuestro propio modelo: Cerdeña.

¿A que no puedes resistir a hacerte con un par conociendo su fascinante historia?

¡Lee la serie completa!

Categories

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *