El calzado en el cine: Manolo Blahnik y Sexo en Nueva York - Portada 2

El calzado en el cine: Manolo Blahnik y Sexo en Nueva York (II)

En la anterior entrega, explicamos el ascenso imparable de Manolo Blahnik a estrella, en parte gracias a Sexo en Nueva York. Ahora, ¡es el momento de sus apariciones en pantalla!

Las apariciones de los Manolo Blahnik en Sexo en Nueva York

Quizá sea mucho decir que el gran amor de Carrie Bradshaw en la serie y las películas son los zapatos de Manolo Blahnik pero, desde luego, son auténticos protagonistas. Alrededor de sus Manolos discurren tramas completas, reflexiones sobre el poder de las mujeres, la vida y el amor e incluso clímax argumentales.

El calzado en el cine: Manolo Blahnik y Sexo en Nueva York - Carrie (Cajas)

Por ejemplo, en el capítulo What Goes Around Comes Around Carrie es atracada a punta de pistola: se llevan hasta su baguette. Pero, más importante, «su par favorito»: sus sandalias de tiras de Manolo Blahnik. A partir de este incidente, la protagonista reflexiona acerca de su valor no económico (el calzado es mucho más) y lo que simboliza: la libertad económica y social de la mujer soltera a finales del siglo XX.

Igual de representativo es A Woman’s Right to Shoes, un episodio que gira en exclusiva sobre los zapatos y, en concreto, los Sedaraby d’Orsay de Manolo Blahnik. Carrie Bradshaw acude con ellos a un baby shower en el que la anfitriona obliga a decalzarse. Alguien roba los zapatos y su amiga se niega a pagarlos cuando se entera de lo que cuestan: 485$. Es más, la ridiculiza por gastarse tanto dinero en calzado, ya que ellos, al ser una familia, no disponen de recursos para comprar este tipo de artículos de lujo.

El calzado en el cine: Manolo Blahnik y Sexo en Nueva York - Sedaraby d'Orsay

¿La venganza? Carrie Bradshaw avisa a su amiga de que planea casarse consigo misma. ¿Su lista de regalos? El par de zapatos desaparecidos. Como remata por teléfono: «estoy registrada en la tienda de Manolo Blahnik. Gracias. Adiós.»

En el último capítulo de la serie, la despedida de Carrie Bradshaw es con una bolsa de la firma en la mano. ¡Pero son las películas traerían el par más icónico de Manolo Blahnik en Sexo en Nueva York!.

Hangisi: un modelo conocido en todo el mundo gracias al cine

En 2008 llegó al cine la primera película de Sexo en Nueva York. En su punto culminante, el eterno pretendiente de Carrie Bradshaw, Mr Big, se declara con unos Manolo Blahnik en lugar de con un anillo. El modelo, por supuesto, se hizo todo un icono y se ha convertido en uno de los diseños más famosos de la firma.

El calzado en el cine: Manolo Blahnik y Sexo en Nueva York - Hangisi (Película)

Se trata de Hangisi y, como suele ocurrir con Blahnik, su inspiración proviene directamente del arte y la historia. El nombre es turco y significa «¿Cuál de ellos?». La idea del diseño surgió al visitar una exposición del pintor Giovanni Boldini, quien retrató a las mujeres de la alta sociedad europea del intervalo entre el siglo XIX y el XX.

Las hebillas llamaron la atención de Manolo Blahnik, que continuó inspirándose en las babuchas pintadas por Eugène Delacroix durante su viaje al norte de África, así como en retratos de Napoleón, donde luce zapatos con broches.

Los primeros Hangisi se presentaron en primavera de 2008 en satén rosa, negro y verde. Además de su increíble tacón, su punto distintivo es la brillante hebilla de cristal que da un toque único al modelo. Los de la película son en un intensísimo azul cobalto que también hacen el «algo azul» de la boda.

El calzado en el cine: Manolo Blahnik y Sexo en Nueva York - Hangisi (Edición especial)

El éxito de Hangisi fue tal que se realizaron modelos en bota, d’Orsay y plano, entre otros. En 2018, marcando los 10 años tanto del diseño como de la película, Blahnik lanzó una edición especial con estampados exclusivos referentes a la ciudad de Nueva York, como Central Park, Washington Square e incluso la tienda de la firma.

La devoción de Candace Bushnell y Patricia Field por Manolo Blahnik, plasmada en Carrie Bradshaw, cuando sus modelos eran el secreto mejor guardado de las amantes de la moda lo llevaron a ser conocido en todo el mundo gracias a Sexo en Nueva York.

El calzado en el cine: Manolo Blahnik y Sexo en Nueva York - Cartel (Zapatos películas)

En broma, Blahnik explica que el éxito de Hangisi «es una tortura» que no cesa. «Nunca hago las cosas pensando en que serán icónicas. Solo es una coincidencia». No es así: sus creaciones son arte, que se inspiran en obras anteriores y se reflejan en otras nuevas. Esa es la magia del cine, la televisión… ¡y del calzado!

 

Categories

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *