El calzado en el cine: Manolo Blahnik y Sexo en Nueva York - Portada

El calzado en el cine: Manolo Blahnik y Sexo en Nueva York (I)

Manolo Blahnik es el gran maestro de la zapatería artesanal. Sus diseños son ya icónicos y tienen miles de seguidoras. Una, eso sí, ayudó a catapultar definitivamente los Manolos: Carrie Bradshaw.

Si con anterioridad hemos hablado de la increíble carrera del diseñador español, que no te puedes perder, en esta ocasión veremos su calzado desde el punto de vista del cine y la televisión. En concreto, desde su protagonismo en Sexo en Nueva York (Sex and the City).

Por su impacto y fascinante historia, lanzaremos dos entregas. En este primer post, hablaremos del ascenso de Manolo Blahnik a auténtica estrella gracias a la serie y, en el próximo post, sobre las apariciones de sus diseños en Sexo en Nueva York en la pequeña y en la gran pantalla.

El calzado en el cine: Manolo Blahnik y Sexo en Nueva York - Bolsa

¿Te interesa? Sigue leyendo.

Del reconocimiento como diseñador al estrellato

En la década de 1990, Manolo Blahnik ya tenía una sólida carrera y era reconocido como todo un maestro del calzado. Su creatividad, frescura y la magia de sus modelos contaban con seguidores tan ilustres como Diana de Gales, Bianca Jagger, Madonna o Paloma Picasso.

En Estados Unidos los Manolo Blahnik se vendían desde los 1970 en grandes cadenas como Bloomingdale’s o la exclusiva Neiman Marcus. En aquel momento, la firma era lo máximo para los auténticos amantes de la moda: su secreto más estiloso.

En palabras de Candace Bushnell, la periodista responsable de la columna Sex and the City que se convertiría en la exitosa serie de HBO: «Manolo era un código que significaba súper de moda y súper estiloso». De hecho, Bushnell ya lucía unos zapatos Manolo Blahnik en su primer artículo, en el que relataba su visita a un club sexual con tan solo una toalla y los zapatos.

El calzado en el cine: Manolo Blahnik y Sexo en Nueva York - Sarah Jessica Parker

La responsable de plasmar la moda que se respiraba en la columna, todo un hit en Nueva York por la frescura en que narraba las aventuras de unas amigas empoderadas en la ciudad, en la pantalla fue Patricia Field. La diseñadora se encargó de los vestuarios de la serie (por lo que ganó un Emmy y fue nominada en otras cuatro ocasiones) y las películas: cómo no, era otra amante confesa de Blahnik.

Sex and the City llegó a la televisión en 1998. Sarah Jessica Parker interpretaba a Carrie Bradshaw, alter ego de Candace Bushnell. La moda y las referencias a marcas y diseñadores eran constantes, pero lo que se desprendía entre Carrie y «Los Manolos» era auténtica devoción.

El calzado en el cine: Manolo Blahnik y Sexo en Nueva York - Carrie Bradshaw

Blahnik reconoce que sabía que en los años 1990 las cosas estaban yendo bien, pero no tanto como para ser famoso. «Nunca se me ocurrió que algo así podría pasar». El efecto de la serie fue tal que en el año 2.000 la marca vendió 30.000 modelos solo en Neiman Marcus.

En el próximo post, recordaremos algunas de las apariciones más emblemáticas de «Los Manolos» de Carrie Bradshaw en la pequeña pantalla y también su salto a la gran pantalla. De hecho, la primera película de Sexo en Nueva York nos ha dejado su zapato más icónico.

¿Quieres saber cuál es? ¡No te pierdas la siguiente entrega!

 

 

Categories

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *