El calzado en el cine: Brigitte Bardot en Y Dios creó a la mujer

La irrepetible Brigitte Bardot es la protagonista de nuestro tercer post de la serie sobre el calzado en el cine y su impacto en las tendencias. Nos centraremos en su primer gran éxito, en el que lució unas emblemáticas bailarinas que ella misma ayudó a crear. ¿A qué esperas para saber más?

Las bailarinas Cenicienta de Repetto para Brigitte Bardot en Y Dios creó a la mujer

Et Dieu… créa la femme (Y Dios creó a la mujer, 1956) fue la película que catapultó al estrellato a Brigitte Bardot. Su talento, belleza y estilo propio la convirtieron en un icono mundial que llegó a escandalizar por su enorme sensualidad.

Brigitte Bardot, consciente de la necesidad de moverse con total libertad, de forma natural y lo más elegante posible ante las cámaras, pidió a Rose Repetto que diseñara un calzado muy concreto.

Se trataba de una bailarina de ciudad que resultara tan ligera y cómoda como un zapato de ballet, disciplina que había estudiado durante su infancia y primera adolescencia.

El resultado de esta petición fue el modelo Cendrillon o las famosas Cenicientas. Esta bailarina elimina cualquier remate y elementos considerados superfluos, lo que aportó a Bardot una absoluta libertad de movimientos que se plasma en la pantalla y que refuerza su apariencia entre provocadora e ingenua.

El éxito de Et Dieu… créa la femme traspasó las fronteras de Francia, se convirtió en un top-10 en Reino Unido y en la película en lengua no inglesa más taquillera en Estados Unidos hasta el momento.

Este hecho proporcionó fama mundial también al diseño de Repetto, que pasó de mitificarse en la pantalla a convertirse en un favorito de millones de mujeres por su inimitable comodidad. En la película, Bardot luce las Cendrillon en un intenso rojo carmín; en la actualidad, se mantienen como un clásico de la marca y pueden encontrarse en una gran diversidad de colores y materiales.

La acertada petición de Briggite Bardot a Rose Repetto resultó tan revolucionaria que desde hace dos años las Cenicientas se exponen en el MOMA neoyorquino. Otra muestra más de que el calzado es mucho más: es arte, como siempre reivindicamos desde O.SUR.

El cine y el calzado, o el arte y la moda en general, se retroalimentan e inspiran mutuamente. El zapato es muestra e impulsor de las tendencias de cada época, como hemos visto a través de los últimos posts del blog, no te los pierdas siguiendo los enlaces que encontrarás al final.

Y a ti, ¿qué películas te han fascinado por su vestuario? ¿Con qué zapato cinematográfico sueñas? En próximos posts, seguiremos hablando de la moda y el calzado en el cine, una relación intensa, fascinante y que muestra el poder evocador de un buen zapato.

El calzado en el cine

Categories

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *